Será obligatorio poner contadores de calefacción

Termostato ambiente de calefacción
Share Button

Será obligatorio poner contadores de calefacción en edificios con calefacción central, o sistema que mejora la eficiencia energética.

La medición individual de la calefacción para cada vivienda, es decir la instalación de contadores individuales de calor para cada vivienda en un bloque de pisos con calefacción central supone un ahorro de casi el 25% de la energía en estas viviendas  según un estudio de la Universidad de Alcalá  y además el estudio asegura que  implica una reducción de 224 euros por familia española de media y una disminución de 2,4 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

En caso de no ser posible técnicamente poner contadores de calefacción, se podrán instalar repartidores de calefacción con válvulas termostáticas, unos aparatos que se ponen en cada radiador y lo hacen funcionar de forma individual, calentando más o menos conforme la temperatura y necesidades de cada habitación; porque para calentar una habitación que es más fria, no tenemos porqué calentar en exceso otras que podrían estar más calientes. Por tanto mejoran la eficiencia energética de una instalación de calefacción.

En este sentido ha aparecido una nueva regulación en la Unión Europea, desarrollado en el marco de los objetivos 2020, la directiva europea de eficiencia energética 2012/27/UE que se deberá transponder en breve a todos los países miembros, y que obliga a todos los paies comunitarios a garantizar que todos edificios con calefacción central dispongan de dispositivos de medición individual antes del 31 de diciembre 2016.

Y es que todos los edificios con calefacción central viene ocurriendo que, para que una vivienda tenga suficiente calor, hay que poner más calefacción, con lo que otras viviendas, normalmente las mejor aisladas o las que tienen menos contacto con el exterior, se sobre caliente y se desperdicia demasiado calor que no es necesario producir.

Además, de esta forma, cada vecino pagará realmente el calor que esté utilizando en su instalación individual de calefacción, y no todos por igual. Esto puede perjudicar a algunos y beneficiar a otros, pero se sabe que cuando tenemos calefacciones individuales, o tenemos contadores individuales de calefacción, no llegamos a temperaturas excesivas, sino que nos conformamos normalmente con una temperatura confortable en casa, gastando solo lo necesario, por lo que conseguimos un ahorro.

Con termostatos individuales por cada habitación, o mejor aún, una válvula termostática en cada radiador, conseguiremos que cada radiador se regule de forma individual en función de la necesidad de calor de cada habitación, porque no es necesario poner toda la calefacción para calentar solo una habitación. Existen muchas veces diferencias de demanda en cada habitación, por ejemplo, si da el sol en unas habitaciones debido a la orientación, o si hay muchas personas concentradas en una sola estancia, aumentará el calor y disminuirá la demanda solo en estas habitaciones, por lo que no es necesario desperdiciar energía.

Fuente: El mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *