Licencia express

Share Button

Concepto

local comercial

Local comercial

En plena crisis, allá por el año 2011, viendo que en muchas ocasiones es muy tedioso iniciar una nueva actividad comercial, y ante la necesidad de que los nuevos emprendedores no tengan demasiadas dificultades para comenzar, ya que la situación económica no es la mejor, pero las altas cifras del paro obligan a ello, se estableció la llamada licencia express.

La licencia express es un trámite simplificado para la apertura de negocios en locales comerciales que cumplan determinadas condiciones, de forma que podemos tener nuestro negocio funcionan inmediatamente, con solo realizar un solo trámite en cuestión de un solo día.

Se trata, para ello, de que el responsable firme una declaración responsable, responsabilizándose con ello de que su local cumple la normativa urbanística y técnica suficiente para la apertura de su negocio. Con ello se puede conseguir que el negocio se pueda abrir inmediatamente, aunque, sin embargo, es posible que más tarde, el ayuntamiento exija determinada documentación para la comprobación de dicho cumplimiento de normativa.

Tiene la ventaja de que, una vez abierto el negocio, cualquier otro trámite que haya que hacer, no supone que el negocio no pueda seguir funcionando, de modo que cuando el empresario inicie el pago de los gastos, como el alquiler del local, uno de los gastos mayores, y se dé de alta en actividades económicas y seguridad social, no tenga que esperar la respuesta de la administración, y pueda abrir inmediatamente, una vez que el local esté en condiciones físicas para ello.

Pero si el ayuntamiento nos solicita que justifiquemos dichas condiciones del local, y no lo hacemos, entonces si que puede decretar la clausura del local, esto nos obliga a cerrar el negocio temporal o definitivamente, y nos expone a posibles multas.

¿Quienes pueden solicitar la licencia express? Pues la norma indica que

«Cualquier local de hasta 500 metros cuadrados de superficie y cuya actividad no afecte a la protección del medio ambiente o del patrimonio histórico-artístico, la seguridad o la salud públicas, o que impliquen el uso privativo y ocupación de los bienes de dominio público. Si bien se prevé cambiar la normativa para ampliar su ámbito de aplicación para los locales de hasta 750 metros cuadrados.»

Cada Ayuntamiento puede exigir el cumplimiento de determinada normativa o trámites para el cumplimiento de estos requisitos, y los trámites pueden ser diferentes en cada uno de ellos.

Qué ocurre en Castilla y León

Como ejemplo, hay que destacar que en Castilla y León, y debido a la normativa autonómica de aplicación, que es la Ley de Protección ambiental de Castilla y León, y su última modificación, tiene desde hace años una modalidad, que es la llamada “Comunicación ambiental“, con la que, para la mayoría de locales, presentando la documentación al ayuntamiento con el pago de la tasa, se puede abrir el local inmediatamente sin esperar respuesta de la administración, si bien dicha respuesta puede llegar en cualquier momento.