Los gases de efecto invernadero y la eficiencia energética

Gases de efecto invernadero
Share Button

La certificación de eficiencia energética en edificios, que a todos nos suena como la mejora en las condiciones de éstos, sobre todo en los aislamientos, para que, teniendo la misma temperatura interior, ahorremos en gasto de energía para mantenerla, y por tanto, en dinero.

Sin embargo, la calificación energética que aparece en estas certificaciones, indica la emisión de CO?, o gases de efecto invernadero, de nuestra vivienda o edificio,  que sí, depende de la capacidad de nuestros aislamientos, ventanas puertas, paredes, techos y suelos, de la orientación de las fachadas, de si nos da mucho el sol, o recibimos sombras de otros edificios, del correcto funcionamiento de nuestros aparatos de producción de calor y frío, etc, pero sobre todo va a depender de la fuente de energía que utilicemos para calentar o enfriar, y para el consumo de energía eléctrica.

La energía eléctrica que usamos nos viene por el cable, y no sabemos cómo se ha producido, si quemando combustibles fósiles, energías renovables, o energías ecológicas, simplemente es cuestión de estimar la energía eléctrica que consumimos.

Pero, en buena parte del territorio español, el mayor consumo se dará en calefacción, por tanto la cantidad de calor que vamos a requerir en nuestra vivienda estará producido, principalmente, la combustión de combustibles, aunque podría ser también eléctrica, que es más caro.

Pues bien, dependiendo del combustible que utilicemos, el cálculo de emisión de gases de efecto invernadero o COserá mucho o poco, puesto que, como ya expliqué en este otro artículo, se computan las emisiones completas de CO? cuando utilizamos combustibles fósiles (gas natural, butano o propano, gasoleo  o carbón mineral), y no computa la combustión de biomasa (madera, serrín, cáscaras de frutos secos, pellets, etc.), ni por supuesto, no computan la energía solar, fotovoltaica, eólica, geotérmica, hidráulica o la energía de las olas, que son renovables y limpias

¿porqué no computa emisión de gases de efecto invernadero la biomasa?

Pues resulta que se considera que cuando quemamos madera, o productos similares procedentes de vegetales, estamos emitiendo una cantidad de CO? que las plantas de las que proceden lo han absorbido previamente para su desarrollo.

Es decir, que como las plantas crecen mediante la fotosíntesis, convirtiendo materia inorgánica en orgánica, absorbiendo CO? y emitiendo O?, cuando quemamos dichas plantas, invertimos la reacción química, absorbiendo ese oxígeno y emitiendo ese dióxido de carbono, por lo que el saldo neto de emisiones será Cero.

Para ello se considera que la biomasa es una energía renovable, es decir, que la madera que quemamos se regenera un plazo corto de tiempo (unos cuantos años), mientras que si quemamos petróleo, carbón mineral, o gas natural, no se regenera en cuestión de unos cuantos años, es decir, que ahora mismo no se está regenerando y, de ser así, tardaría miles de años en producirse, con lo cual no se puede considerar energía renovable. 

Así que, para conseguir una certificación de eficiencia energética con calificación A, la máxima, deberemos instalar en nuestra casa una caldera de biomasa, o, por supuesto, utilizar energía solar, energía fotovoltaica, energía geotérmica (ésta necesita algo de consumo de electricidad) o cualquier energía renovable, para que la emisión de gases invernadero sea mínima, y estemos protegiendo el planeta del calentamiento global y la destrucción progresiva de los ecosistemas.

¿consumes energías renovables o emites gases de efecto invernadero?… deja tus comentarios aquí debajo

Un Comentario

Procurador de Cantabria

He leido Los gases de efecto invernadero y la eficiencia energética | J&L Técnicos con mucho interes y me ha parecido practico ademas de claro en su contenido. No dejeis de cuidar este blog es bueno.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *