Nueva sanción a la vista por no aplicar la eficiencia energética

Share Button

Tenemos una nueva sanción a la vista por no aplicar la eficiencia energética por incumplimiento de plazos, no es la primera, pero parece que esto no va a terminar. Debe ser difícil de aplicar, puesto que España no es el único país en ser expedientado nuevamente con otra posible sanción por no aplicar la eficiencia energética.

Y es que no hay duda, la eficiencia energética en la Unión Europea es una prioridad desde hace un tiempo, y cada vez más, por lo que por lo que el ahorro de energía es importante, pero se centra en reducir el consumo de combustibles fósiles sustituyendolos por fuentes de energía renovables, las preferibles, aunque, con la dificultad que ello supone todavía, el ahorro de energía se posiciona como el primer objetivo para reducir esta dependencia del petroleo y el gas que tenemos en Europa y nos supone un yugo importante.

Recordemos, sin ir más lejos, la crisis recientemente surgida con e mayor suministrador de gas y petróleo: Rusia, que cierra el grifo del gasoducto debido a su conflicto con Ucrania.

En 2012 entró en vigor la directiva de eficiencia energética, en paralelo con los compromisos de reducir el uso de las “energías sucias” o contaminantes en un 20% para 2020. Esta directiva exige, entre otras cosas, que los nuevos edificios construidos debener tener un consumo de energía (no renovable) casi nulo.

24 países han sido expedientados por incumpliento en sus obligaciones con la UE

Los estados miembro de la UE tendrán que asegurar que, además, los edificios propiedad de autoridades públicas sean edificios de consumo de energía casi nulo desde el 1 de enero de 2019.

El primer paso para cumplirlo es asegurarse que los edificios ahorran mucha energía consumida para calefacción y aire acondicionado mediante la mejora y aumento de los aislamientos térmicos en las viviendas, locales y oficinas. Pero no se están cumpliendo estos requisitos por muchos de los estados, entre ellos España.

En total, son 24 países los que han sido expedientados recientemente, por no haber notificado a tiempo las medidas con las que deben dar cumplimiento a la directiva europea de eficiencia energética a la Comisión Europea. Esta comunicación se debería haber hecho por los 28 estados miembro a Bruselas antes del pasado 5 de junio, pero 23 países nada menos no lo hicieron, y además Dinamarca informó fuera de plazo, con lo que también inclumple.

Por el momento el expediente ha sido abierto, y entonces es cuando comienza todo para una posible, muy probable, sanción de la UE a todos estos países por sus incumplimientos.

Los países expedientados son, además de España: Francia, Alemania, el Reino Unido, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Austria, Bulgaria, Croacia, la República Checa, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia.

Por tanto solo ha cumplido con sus obligaciones en cuanto a este requisito 4 países: Chipre, Italia, Malta, Suecia, y Dinamarca (aunque fuera de plazo), según la lista publicada por la Comisión.

De momento, Bruselas ha enviado una carta formal para que cada estado expedientado responda en 2 meses. Este no es el primer expediente sancionador que se aplica a España, que ya ha tenido que pagar una multa, al menos, por inclumplimientos también de aplicación fuera de plazo de la directiva europea de eficiencia energética en cuanto a la obligatoriedad de disponer de certificado de eficiencia energética para viviendas y locales existentes que se pongan en alquiler o venta. Pero viendo que la mayoría de países lo incumplen, será que no es nada fácil hacer, entendemos.

Fuentes:

 

Un Comentario

Eficiencia energetica Zaragoza

Teniendo en cuenta el peso que tiene los países a los que se les ha abierto el expediente dentro de la UE, y la presión de dichos países por reducir los objetivos en materia de eficiencia energética para, supuestamente, no entorpecer el crecimiento económico, lamentablemente me temo que este expediente no acabará acarreando sanción alguna. Es más, se utilizará como ejemplo de que los objetivos de eficiencia energética propuestos son imposibles de cumplir

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *