toldos

Los toldos ahorran dinero en verano

Los toldos ahorran dinero en verano, ya que no dejan entrar el calor del sol. No significa que no necesitemos refrigerar nuestra casa si ponemos toldos, pero evitaremos el recalentamiento propio del sol por las ventanas y puertas de balcones y terrazas.

Los toldos ahorran dinero en verano

un toldo evita la entrada del calor de radiación solar por las ventanas

En verano, cuando el sol aprieta, calienta las fachadas, los tejados, el suelo de la calle, y por donde más calienta es por los cristales de las ventanas, ya que entra la luz del sol.

Esta luz solar calienta por radiación, como todos podemos comprobar cuando vamos por la calle en verano (ponte a la sombra y notarás el alivio). Si hacemos sombra en la ventana, todo ese calor que no entrará en casa.

No significa que un toldo nos vaya a enfriar la casa, pero evitará calentamientos excesivos. Y si usamos un equipo de aire acondicionado, aunque sea portátil, o un mero ventilador, estaremos ahorrando energía eléctrica consumida, por tanto los toldos ahorran dinero en verano.

Y alguien puede decir: “si bajo la persiana o cierro la cortina estoy haciendo lo mismo”. Pues no es lo mismo, porque la persiana, si está por el interior, se calienta por la cara de fuera y calienta el aire interior de la habitación, al igual que ocurre con las cortinas y los estores, que se calientan por dentro de la habitación, y no nos sirve de mucho.

Si la persiana está por el exterior de los cristales, es mejor, porque se calienta, pero el calor que da fuera. Si bien la cámara de aire que queda entre la persiana y los cristales se calentará, y este calor irá pasando poco a poco a través del cristal, si bien una parte del calor nos evitará, no es la mejor solución.

Sin embargo un toldo tapa la entrada del calor de radiación solar, se calienta con el sol, pero ese calor se lo lleva el aire que pasa por delante y por detrás del sol, por tanto no llega a pasar por el cristal de la ventana.

Pon un toldo en tu vida

Los toldos no te enfría la casa cuando el calor del verano aprieta de lo lindo, pero evita sobrecalentamiento innecesario por poco dinero, y los toldos ahorran dinero en veranocuando tengas que usar algún equipo de refrigeración.

Esto supone un ahorro energético, incluso se tiene en cuenta a la hora de calcular la eficiencia energética en el certificado de eficiencia energética, así que podría suponer incluso una mejora en esa calificación.